Caso clínico de necrosis avascular de la cabeza del fémur

Esta patología, aún no siendo común, es típica de los animales de raza enana tipo yorkshire o caniche toy, en su primer año de vida. La enfermedad de Legg-Calvé-Perthes que sufren los perros jóvenes, produce colapso de la epífisis femoral, que da lugar a artrosis con dolor y cojera. Es decir , como consecuencia del daño vascular se necrosa la cabeza del fémur por isquemia (falta de riego sanguíneo).

El caso que nos ocupa es el de un yorkshire que acudió con un cuadro de cojera leve cuando tenía ocho meses de edad. Presentaba dolor en la manipulación de la articulación coxofemoral izquierda y ya en el momento de la consulta tenía cierta atrofia muscular por falta de uso. En estos casos el diagnóstico radiográfico es concluyente y por desgracia el tratamiento médico no produce efectos curativos, tan solo paliativos y de corto plazo. La solución en estos casos es quirúrgica y consiste en la realización de una artroplastia de la cabeza femoral, es decir, se realiza una escisión de la misma. Esta técnica da unos resultados magníficos en animales pequeños que pronto inician el apoyo y la recuperación, tal y como pasó en el caso que nos ocupa.